viernes, 24 de abril de 2009

Vigilantes de Seguridad contra Piratas Somalies

Terra 23/04/09
El Gobierno estudiará peticiones de pesqueros que quieran seguridad privada

El secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, ha declarado hoy a Efe que los ministerios competentes analizarán las peticiones de los armadores que pescan en el océano Indico, en torno a las costas de Somalia y que quieran seguridad privada para protegerse de los piratas.
Martín Fragueiro ha reaccionado así, a la entrada del Consejo de la UE, a preguntas sobre la autorización que ha confirmado el Ministerio del Interior, en Madrid, para que algunos barcos que navegan por las aguas de Somalia lleven a bordo agentes de seguridad privada para hacer frente a la piratería que opera en la región.
El secretario general del Mar ha afirmado que 'se está trabajando sobre ese asunto (en referencia a la posibilidad de eventuales autorizaciones para los pescadores)' pero no ha precisado detalles ni más datos al respecto.
'Nosotros ese asunto lo trataremos con los ministerios competentes, vamos a abordar la situación con los armadores que estén interesados en llevar a cabo una protección específica y con las autorizaciones pertinentes', según Martín Fragueiro.
Ha resaltado que para que una persona participara en una tripulación de un pesquero, como vigilante privado, necesitaría una 'habilitación específica'.
En ese sentido, ha recordado que cualquier buque pesquero tiene unas normas de seguridad, para todas las personas enroladas y que existe un cuadro de tripulaciones mínimas que regula el Ministerio de Fomento a través de las capitanías marítimas.
'Cualquier persona a bordo de un buque, desde un marinero a un capitán tiene unas atribuciones y unos títulos homologados por Fomento', ha explicado Martín Fragueiro y ha dicho que otro tipo de tripulante necesitaría un permiso específico.
Como ejemplo, ha citado que un científico que vaya a bordo de un barco requeriría una 'autorización para enrolarse y un seguro específico, todo esto hay que regularlo'.
El secretario general del Mar asiste al Consejo de ministros de Pesca de la UE que hablará, a petición de España, sobre el problema de la piratería somalí para las flotas que faenan en el océano Indico, como los atuneros.
La ministra española del Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, se incorporará esta tarde a la reunión.España quiere 'llamar la atención' del Consejo de la UE sobre el perjuicio que suponen los ataques de piratas, que se están 'extendiendo mucho más allá de las zonas habituales' y han llegado a aguas de la zona económica exclusiva de las Islas Seychelles ó de Madagascar, en las que faena habitualmente la flota española.
Martín Fragueiro ha remarcado que España pedirá 'actuaciones contundentes' para amparar la actividad de los navíos pesqueros españoles en el Indico.
Ha recordado que recientemente, la ministra de Defensa, Carme Chacón, se trasladó a Kenia y anunció que dentro de la operación militar Atalanta de la UE, una parte del dispositivo bajará más al sur para tratar de proteger la flota pesquera.

Los vigilantes privados amenazan con parar el transporte blindado

Las conversaciones entre los sindicatos de la seguridad privada y la patronal están rotas. En España trabajan cerca de cien mil vigilantes privados, que este año aún no tienen convenio.

Interviú 20/04/09
Cobran 900 euros de media, aunque muchos consiguen casi doblarlos a base de horas extras. Los sindicatos acusan a los empresarios de aprovechar la crisis para tratar de hacerles tragar con una subida cero en 2009 y del 0,70 por ciento en los tres años siguientes. La patronal, por su parte, acusa a las centrales de ignorar la realidad al pedir un 30 por ciento de subida en el mismo periodo.
CC OO, UGT y USO, unidos, no descartan llegar a una huelga que pararía importantes sectores del país. Según datos de Aproser, que agrupa a las empresas más importantes del sector, el 15 por ciento de los vigilantes trabajan en organismos públicos y otro 18 por ciento guarda aeropuertos, trenes y metro. ¿Podrían funcionar sin ellos? Sólo en Barajas hay cientos de vigilantes privados. ¿Abrirían los centros comerciales, que emplean al 15 por ciento de las plantillas del sector? ¿O los bancos, en los que trabajan el 16 por ciento?
“No descartamos la huelga, pero queremos que sea la última medida”, coinciden en afirmar a interviú Elena Asensio, de UGT; Javier Torrejón, de CC OO; y Emiliano Jiménez, de USO. Antes, tratarán de obligar a negociar a la patronal con movilizaciones que, eso sí, anuncian “más duras” que las convocadas hasta ahora.
El martes 21 está previsto concretar el calendario de protestas, en el que, como primer impacto, contemplan parar los vehículos blindados, que cada día transportan miles de millones de euros entre bancos, comercios y organismos públicos.
La otra gran reclamación sindical son las horas extras: hasta ahora se pagaban a siete euros a todos por igual, pero el Supremo acaba de declarar ilegal esa cuantía lineal y ha establecido que la hora extra debe pagarse según la categoría del empleado y sus pluses –nocturnidad, antigüedad…–. Total: hay vigilantes a los que sus empresas deben hasta 11.000 euros, por horas extras de los cuatro años de vigencia del convenio, hasta diciembre pasado.
Aproser esgrime la crisis para justificar su negativa a subir sueldos. En 2007 facturó más de 3.500 millones de euros, pero “el último semestre de 2008 fue muy preocupante, y el último trimestre, desastroso, como el primero de 2009”, dicen fuentes patronales. Además, sostiene que la “inasumible” petición salarial de los sindicatos se produce justo cuando los trabajadores van a tener los ingresos extras –y las empresas, los gastos imprevistos– de aplicar la sentencia del Supremo. “Hasta ahora no hemos despedido a nadie –dicen esas fuentes–, y nuestra prioridad es mantener los puestos de trabajo. Pero las exigencias de los sindicatos lo harían imposible”.