sábado, 30 de enero de 2010

Detenido vigilante de seguridad en centro comercial de Palma

Detenido un guardia de seguridad y su familia por robar durante años en el centro comercial que vigilaba

El arrestado aprovechaba cuando el establecimiento palmesano cerraba para sacar el género, valorado en 30.000 euros

JULIO BASTIDA
Agentes del Grupo de Investigación de la comisaría de distrito Oeste del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de un guardia de seguridad y a parte de su familia, acusados de robar durante años en el centro comercial Carrefour de Palma.

Según Carlos Franco, inspector jefe del citado grupo, el vigilante de seguridad ha cometido robos durante los últimos cinco años. Los productos del centro comercial sustraídos eran vendidos después por la mujer del vigilante, dos hijos y la novia de uno de ellos a otras personas. En el marco de la operación policial todos ellos también resultaron detenidos.

A los arrestados se les han incautado productos informáticos, videoconsolas, móviles de alta gama, ropa y juguetes por valor de 30.000 euros, y se calcula en 16.000 euros las ganancias que obtuvieron por la venta de productos robados en tiendas de segunda mano, sitas en la capital balear.

Banda familiar
Esta banda familiar también vendía los objetos robados por el vigilante a terceras personas, pero la policía no ha podido cuantificar a cuánto asciende el montante de estas ventas, ya que no hay ningún registro de dichas transacciones.

Cuatro de los detenidos pasaron a disposición judicial en la tarde de ayer, mientras que el quinto arrestado fue puesto en libertad con cargos debido a que tenía domicilio conocido y a su cargo tenía tres niños pequeños.

La investigación policial se inició hace dos meses, concretamente tras la denuncia presentada por el propio centro comercial, que veía como constantemente faltaban diversos productos, aunque en principio no sabía determinar si eran robados por empleados o por el público.

Los agentes encargados de la investigación centraron sus pesquisas en torno a un vigilante jurado, identificado como Juan V.S., de 49 años, y posteriormente se descubrió que la trama la completaban su esposa Esperanza R.V., de la misma edad, y sus hijos Jenifer, de 27 años, y Juan V.R., de 22 años, y la novia de éste, de 20 años, informaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Al parecer, el vigilante era una persona de suma confianza de la superficie comercial, de hecho trabajaba allí desde el año 2000.

El supuesto ladrón, aprovechando su condición de vigilante de seguridad, cuando se quedaba solo por las noches y los días festivos que el centro permanecía cerrado, se dedicaba, poco a poco, a la sustracción de los objetos.

El pasado miércoles, los policías procedieron al registro, de más de 12 horas de duración, de su domicilio y localizaron más de 3.000 objetos reflejados en los 50 folios presentados ante el juez.

http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+6+501441


Detenido el jefe de seguridad de un centro comercial por robar miles de productos

El acusado aprovechó su puesto para cometer los hurtos durante cinco años y vender los efectos a tiendas de segunda mano

MARCOS OLLÉS. PALMA. Debía hacer frente a los ladrones y acabó convirtiéndose en uno de ellos. La Policía ha detenido al jefe de seguridad de un centro comercial de Palma por haber robado durante los últimos cinco años miles de productos de toda clase del hipermercado que vigilaba.

Junto a él fueron arrestados cuatro de sus familiares que supuestamente se encargaban de dar salida a la mercancía, ya que se ha detectado que realizaron hasta 130 ventas por valor de 16.000 euros en tiendas de segunda mano.

Los investigadores se incautaron en el domicilio familiar de miles de efectos –videoconsolas, cámaras fotográficas, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, perfumes, juguetes, prendas de ropa y calzado, entre muchos otros– procedentes del centro comercial y valorados en unos 30.000 euros. Sin embargo, sospechan que se trata solo de una pequeña parte del botín obtenido por los acusados durante estos años.

Noches y días festivos

Según informó ayer el inspector de la Policía Nacional Carlos Franco, máximo responsable de la investigación, las pesquisas se iniciaron el pasado mes de noviembre tras una denuncia de los responsables del centro comercial, que sospechaban que alguno de sus trabajadores estaba llevándose una gran cantidad de productos. Las pesquisas se prolongaron durante varias semanas hasta que los agentes apuntaron como principal sospechoso hacia el máximo responsable del equipo de vigilantes, J.V.S., de 47 años, que llevaba una década en el puesto. Al parecer, aprovechaba tanto las guardias nocturnas como los días festivos en los que estaba al cargo de la vigilancia del recinto para llevarse los efectos.


Los investigadores descubrieron que tanto la mujer como los dos hijos y una nuera del acusado eran los encargados de vender los productos robados. Desde el año 2004, habían acudido en 130 ocasiones a tiendas de segunda mano para llevar a cabo ventas tan sospechosas como las de cinco videoconsolas, supuestamente procedentes de los robos en el centro comercial, con solo unos días de diferencia. En total, consiguieron unos 16.000 euros, aunque la Policía ha comprobado que también ofrecían los productos a particulares, por lo que es prácticamente imposible certificar la cantidad de efectos que robaron en el hipermercado.


Con estos indicios, la Policía registró el pasado miércoles la vivienda de los acusados. Allí se almacenaba una ingente cantidad de productos de toda clase que todavía conservaban la etiqueta del centro comercial del que habían desaparecido. Tal era la cantidad de efectos que los policías tardaron 13 horas en hacer el inventario de todos los objetos intervenidos, cuyo valor supera los 30.000 euros.


Aquel mismo día fueron arrestados tanto el vigilante como su mujer, sus dos hijos y su nuera, que quedó en libertad con cargos tras prestar declaración dado que está al cuidado de tres niños. Los otros cuatro sospechosos, que están acusados de un delito continuado de hurto, fueron puestos ayer por la tarde a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Palma, que se encontraba en funciones de guardia.

http://www.diariodemallorca.es/sucesos/2010/01/30/detenido-jefe-seguridad-centro-comercial-robar-miles-productos/541476.html