jueves, 20 de diciembre de 2012

Detenidos diez directivos del grupo de seguridad Esabe acusados de diversos delitos económicos

La Unidad de Seguridad Privada de la Policía Nacional ha detenido a la cúpula directiva de la empresa de Seguridad Esabe, en total 10 personas, acusados de varios delitos: alzamiento de bienes, insolvencia punible, falsedad documental y fraude a la Seguridad Social por valor de 30 millones de euros.
La cúpula directiva de Esabe ha sido detenida por formar un entramado empresarial en el ámbito de la seguridad privada, según han confirmado fuentes de la investigación a RTVE.es. Este entramado incumplía las normas, creando una situación ventajosa en el mercado a través de la competencia desleal, asegura Europa Press citando fuentes de la investigación.
La Policía ha llevado a cabo, además, ocho registros en distintas sedes de la compañía. Las actuaciones, que se han declarado secretas, son el fruto de una investigación de un año y medio, según han señalado las mismas fuentes a RTVE.es.
Entre los detenidos, que se encuentran en dependencias policiales, están dueños, directivos y ejecutivos del grupo empresarial.

Piden 16 meses a una vigilante de un hospital por robar las pertenencias de un fallecido

RAMÓN FERRANDO VALENCIA Un fiscal solicitó ayer al acabar el juicio que una vigilante de seguridad del hospital de Manises sea condenada a 16 meses de prisión por quedarse con las pertenencias de un fallecido. La acusada, Claudia P. E., aseguró al juez que entregó los bienes del fallecido a un operario de la funeraria. Uno de los empleados de la empresa de servicio fúnebre descartó esta posibilidad porque las pertenencias «siempre» las tienen que recoger los familiares. Uno de los hijos del fallecido descubrió el robo cuando reclamó la cartera, la cadena y un reloj de su padre al hospital.
Los hechos presuntamente ocurrieron el 29 de julio de 2010 en el hospital de Manises. El hombre ingresó en el hospital la noche anterior y entregó un reloj, un colgante, unas llaves y una cadena, según la Fiscalía.
La acusada declaró que una persona de la funeraria se acercó a ella y le pidió que le diera las pertenencias del fallecido para hacérselas llegar a la familia. «Fue en la zona de las cámaras donde están los cadáveres. Era la primera vez que alguien de la funeraria me pedía los objetos de un fallecido. Me enseñó su placa y se los dí».
La imputada insistió en que entregó una bolsa cerrada que contenía «un juego de llaves, un billete de veinte euros, un cordón de zapato negro, un cristo de madera y un reloj roto». El fiscal puso en duda su versión y la mujer añadió que pudo ser víctima de una trampa.
El hijo del fallecido explicó que cuando reclamó las pertenencias de su padre un vigilante de seguridad le aseguró que se las habían dado a un familiar. «Le pedí un justificante y me puso pegas. En el justificante de entrega ponía que se las habían dado a una persona de la funeraria», afirmó. El testigo indicó que su padre vivía solo en Quart de Poblet y que a él le localizaron varias horas después del deceso.
Un vigilante de seguridad compañero de la acusada admitió a preguntas del fiscal que las pertenencias solo las pueden recoger los familiares. Uno de los trabajadores de la funeraria que acude normalmente al hospital de Manises confirmó que nunca recogen nada de valor de los fallecidos y reconoció que no se identifican con una placa como manifestó la acusada.
El abogado defensor reclamó la absolución de su cliente. El fiscal pidió la condena de 16 meses de prisión por un delito de apropiación indebida con el agravante de abuso de confianza y que indemnice a los hijos con 827 euros.
http://www.levante-emv.com/sucesos/2012/12/18/piden-16-meses-vigilante-hospital-robar-pertenencias-fallecido/961047.html 

Boletín Digital de la Federación Nº 739


Boletín Digital de la Federación Nº 738



Boletín Digital de la Federación Nº 737